Rejuvenecimiento con láser ablativo CO2

Láser resurfacing co2

¿En qué consiste el resurfacing con láser?

El resurfacing con láser es una técnica que está a nuestro alcance desde relativamente hace poco tiempo. La tecnología ha hecho que el haz de luz se emita en un tiempo muy corto y con la energía exacta para vaporizar el tejido sin quemar en profundidad. El láser es una excelente alternativa a los ya conocidos métodos de dermoabrasión y peeling químico, porque permite un control mucho más preciso del grosor de piel tratada.

¿Cuáles son las indicaciones de un resurfacing?

El método es aplicable tanto para arrugas de la cara, tanto finas y moderadas como para las más profundas. Las primeras pueden llegar casi a desaparecer y las segundas mejoran ostensiblemente.
No obstante, el médico es quien determina si el paciente es el adecuado para recibir el tratamiento, en función de su tipo de piel, la edad y el historial clínico. Es especialmente útil para las arrugas perioculares (patas de gallo) y las arrugas de los labios.
También tiene resultados buenos en las cicatrices de la cara, tanto por acné, como por varicela, accidentes, intervenciones quirúrgicas, etc.

¿Cuántas sesiones son necesarias?

Generalmente se realiza una única sesión aunque pueden aplicarse nuevas sesiones para mejorar los resultados.

¿Qué medidas hay que tomar antes del tratamiento?

Es necesario hacer la profilaxis del herpes simple en aquellos pacientes con antecedentes de brotes herpéticos o cuando haya dudas. Para ello se debe utilizar un antiviral los días previos y posteriores a la aplicación del tratamiento. En ocasiones también se realizan tratamientos con antibióticos para prevenir infecciones bacterianas.

¿Qué resultado es el previsible?

Aplicado sobre las arrugas de la piel, se produce una reducción significativa de las mismas, tanto finas como gruesas, un efecto "lifting", la eliminación de las manchas producidas por el envejecimiento de la piel ante el sol, y una mejoría de la tersura de la piel. Durante la primera semana se deben realizar curas periódicas. Pasada esta primera etapa, la cara ofrecerá un aspecto enrojecido que se va desvaneciendo de forma paulatina a lo largo de las semanas. En este segundo periodo se puede ocultar el enrojecimiento de la cara mediante el empleo de maquillaje apropiado. Las cicatrices de la piel se aplanan. También se atraviesa por diferentes fases de curación, pasadas las cuales se observa el efecto deseado.

¿Cuáles son los principales inconvenientes?

Los láseres como el CO2 tienen a su favor que en una sesión se trata toda la piel, pero provocan una piel muy enrojecida, descamada e inflamada durante un mínimo de 15 días.

Cargando formulario de contacto...

×